Uncategorized

De cómo nació Andrómeda.

El tipo era un tipo normal y corriente, de esos que trabajaban desde hacía años en la construcción, de esos que durante un tiempo incrementaron sus ingresos, de esos que con sus ahorros se compraron un coche nuevo, una casa nueva, una dieta nueva y un hijo nuevo. De esos que  cuando estalló la crisis del ladrillo se quedó en paro, con una pensión.

Un día  el tipo se levantó de su sofá y notó como su vista comenzó a cambiar, era como si sus ojos miraran hacia dentro. Podía ver como cualquier otra persona, aunque algo extraño pasaba en su mirada, era como si pudiera atravesarse. Sin darle mucha importancia pasó el tiempo y el extraño suceso no desaparecía, poco a poco se fue acostumbrado, hasta tal punto que le resultó cómodo, podía acechar el mundo desde su cavidad.

Con el paso de los años el tipo seguía en su extraña cueva intracorporal, si es que se puede llamar así,  se había metido tan adentro que le era imposible salir de él. La cuestión es  que la enfermedad iba agudizando con el tiempo, estaba tan adentro de aquella gruta que un día cualquiera, tras meterse un poco más en la madriguera, implosionó , no se oyó ruido alguno dentro del antro, ningún signo de existencia, se había convertido en agujero negro, en vacío, y lo curioso es que no se dio cuenta.

Por Manu Navarro.

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s