Uncategorized

12 razones por las que estas Navidades no regalaré nada

1. Porque este año 2012 mi país ha batido el récord de gente desahuciada de su casa, porque impide cada vez a más gente estudiar por no poder pagarse una carrera, o tener salud por no poder pagarse un medicamento, y aun así, los que todavía podemos permitirnos una vida digna, algo que cada día se parece más a un privilegio, seguimos ensimismados leyendo catálogos de nuevos productos para decidir si la nueva tablet o el nuevo smartphone… Y mientras tanto resuena aquello de “primero vinieron por los comunistas, pero como yo no era comunista, no dije nada; luego vinieron por los judíos, pero como yo no era judío, no dije nada; luego vinieron por los sindicalistas, pero como yo no era sindicalista, no dije nada; luego vinieron por los católicos, pero como yo era protestante, no dije nada; ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde.”

2. Porque si hay algo que no soporto es el cinismo en el que nos obliga a caer un sistema que extrapola sus contradicciones a la conciencia de los individuos sobre los que se apoya para poder funcionar. Prefiero hacer un gesto de franqueza, honradez y coherencia entre mis ideas y mis actos, como hace poco hizo de forma ejemplar un joven chaval cuando rechazó un Ipod que le ofrecían tras haber ganado un concurso, precisamente, sobre el cambio climático. No se puede ser cristiano y a la vez pederasta. Tampoco ecologista y en el tiempo libre ir a los grandes templos del consumo, a los centros comerciales.

3. Porque quiero mucho muchísimo a mi madre y a mi padre, a mis tías y tíos, a mis abuelas y abuelos, amigas y amigos, a mi novia… pero siento que mi afecto hacia ellos no se puede medir en función de los precios de los regalos que les haga. Y porque una cosa es quererles, y otra muy diferente andar de centro comercial en centro comercial fundiéndome la tarjeta de crédito. Cada día les he dado algo de mí, ya sea mi tiempo, mi amor,… al menos lo que he podido. Y no creo que tenga que compensarles económicamente por lo que no les haya dado, pese a la elegancia social que el regalo ha adquirido. Y porque me pongo de muy muy mal humor al ver los armarios de mis primos pequeños llenos de juguetes que no usan. Me recuerda constantemente lo bien que este sistema hace su trabajo…

4. Porque Rajoy está deseando que hagamos nuestras compritas, a ver si damos algo de oxígeno a una economía que todavía se atraganta con los ladrillos. Y no me da la gana alimentar un sistema que condena a tres cuartas partes de la humanidad a la miseria. Las Navidades son funcionales para la perpetuación del sistema. Un sistema que está destruyendo el planeta Tierra entero, haciéndolo irrecuperable. El desarrollo sostenible era una patraña, un oxímoron. Si las Navidades no sirvieran para que los comercios vendieran desenfrenadamente, quizás ni existirían, al menos tal y como las conocemos.

5. Porque, mientras Alfon va a pasar las Navidades en prisión sin haber cometido ningún delito, solo por organizarse y movilizarse contra un sistema asesino además de obsoleto, Ángel Carromero, militante del PP, las pasará en libertad pese a haber sido el responsable de la muerte de dos personas al conducir de manera temeraria. ¿Y dónde dijeron que estaba la democracia…?

6. Porque, como no soy cristiano, estas fechas no significan nada para mí, mas que una excusa para tomarme un descanso junto a los míos. Y porque creo que el siglo XXI debe estar marcado por la construcción de una nueva ética, de nuevos valores sociales, sin recurrir a explicaciones míticas o sagradas, como hasta ahora veníamos haciendo. Porque “Dios ha muerto”. Y porque este año no “me he portado bien…”. No al menos como al Vaticano le hubiera gustado.

7. Porque el tiempo que se pasa con estrés y agobios haciendo las compras, quizás sería mejor pasarlo, bien con la gente a la que se le va a hacer el regalo, bien en cualquier otra cosa. Incluso haciendo con mis propias manos algún regalo, para que sea algo más que retirar un producto de una estantería de un comercio, pagarlo y entregarlo.

8. Porque el mensaje del rey es insultante. Porque habla de solidaridad, desde su mansión, cuando más de 23.000 españoles viven en las calles sin tener que echarse a la boca. Porque elogia una Transición que, por muy modélica que nos la vendan, es una de las causas principales de la situación de desesperación que vivimos. Y porque de la única confianza de la que habla es de la que tenemos que transmitir al capital extranjero (a Adelson y a otros amiguitos suyos de caza y negocios) para que inviertan en la patria.

9. Porque si la misma cantidad de gente que se moviliza con tanta euforia por las Navidades o por el fútbol se movilizara con la misma euforia cuando se va a privatizar un hospital o a desahuciar a una familia, hoy estaría escribiendo sobre cualquier otra cosa.

10. Porque estas Navidades se sortean puestos de trabajo por compras superiores a 8 euros y el “afortunado” ganador se llevará un contrato como administrativo a media jornada por seis meses, con un sueldo de apenas 500 euros. Ya está bien, ¿no? Que se están riendo de nosotros en nuestra puta cara.

11. Porque el mes pasado envié a mis padres un paquetito de Ferrero Rocher, que sé que les gustan mucho, y no porque la presión de toda una masa lléndose de compras me arrastrara hasta la puerta del Corte Inglés. Fue porque me dio la gana regalárselos.

12. Porque creo que otro mundo es posible. Porque creo que ese mundo está cada día más cerca. Porque hacer lo que todos hacen, no siempre es hacer lo correcto. Porque aunque salirse de este molino satánico (como lo denominaba Karl Polanyi) es dificil, a veces es posible. Porque estoy profundamente convencido de que es lo mejor que puedo hacer. Por el planeta. Por los desahuciados. Por los suicidados. Por Alfon. Por el chaval que rechazó el Ipod. Por los míos. Por mí. Por todos.

Por Rubén Gutiérrez.

300019_172267436253388_1632505940_n

Anuncios
Estándar

6 thoughts on “12 razones por las que estas Navidades no regalaré nada

  1. Suscribo lo comemtado, este panorama que tenemos en el 2013. Qué feliz 2013? cuando nos ponen una multa de 200 euros por manifestarnos, que bien!, me los quitare de comida, o no podre coger el coche para buscar trabajo porque no tengo este mes para gasolina, pero me tengo que sentir bien porque ire en bicicleta; 10 km para coger el bus ( que habrá subido).
    Pero no me rendire, no nos doblegaran.
    Me cuesta ser objetiva, lo reconozco; pero hace una semana murió un vecino (la ambulancia tardó 40 minutos), y los facultativos me dijeron con una mirada vacia: ahora nos dedicamos a certificar muertes, (recortes) y nuestro alcalde aparece en el velatorio con un vehículo de 60.000 euros.
    Verguenza le debería dar a ese que dice que nos representa y engaña al pueblo (porque es inculto y no sabe de política ni de economía… Ya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s