Fragmentos, Manu Navarro, Uncategorized, Viajes

Fragmentos (l)

Me había iniciado en aquel viaje de una manera totalmente ilusoria para convertirse en una realidad, todo lo que antes había leído, todo lo que antes me habían contado, todo lo que antes había fumado y escuchado, comenzó a tomar forma. Algo empujaba de mi pecho, era un juego, un tira y afloja que me sacudía repentinamente. Era el mejor baile que había danzado, la borrachera más peleona, los pasos más agigantados que había dado desde hacía mucho, mucho tiempo. Mis demonios comenzaban a irse, mi culpa se iba diluyendo en lo más profundo de mi ser, estaba empezando a existir. Era una bala acabada de explosionar, directa, precisa, enérgica, una bala que no conoce su final.

 

Por Manu Navarro.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s