Manu Navarro, Paisajes en construcción, Uncategorized

Paisajes en construcción (l): Vistas a la megalópolis.

Un paisaje que se  repite últimamente en mi cabeza , un doceavo, un último  piso en  un viejo edificio de los años 80, en él hay una pequeña terraza a la que se accede por una vidriera de cristal. No hay nada en este espacio, solo una barandilla que te separa de la tierra firme al más hondo vacío. Cuando te asomas y miras al frente te das cuenta de que son las vistas al nuevo milenio, la megalópolis de neones. En esta panorámica hay enfrente de ti una autopista, coches que transitan, diminutas vidas humanas que pasean bajo tus pies. A la izquierda hay dos edificios muy altos, las luces de sus habitantes están encendidas, en las cumbres reposan grandes antenas y carteles de bancos , roídos por el paso del tiempo. Se oye el movimiento de miles y miles de ciudadanos que van y que vienen de un sitio a otro, el tránsito salvaje. Vistas privilegiadas de una nueva época, adiós jardines de Versalles, adiós torre Eiffel, adiós, adiós, hola nuevo mundo. Son  vistas a un mundo de redes, hiperconexciones, alteregos,  dictaduras democráticas, vistas a  las segundas y terceras generaciones de inmigrantes, vistas a los monobloques habitados por jóvenes, vistas a desempleados y desahuciados quemándose a lo bonzo, vistas al trabajo precario. No son las vistas de la posmodernidad, ni de la globalización, eso quedó atrás, hace mucho, mucho tiempo. Son las vistas de un nuevo mundo en cambio, de un mundo en quiebra.

Por Manu Navarro.

Anuncios
Estándar